Cash Offer

Is the cash offer always the right decision for your home sale?

The Appeal of Cash

The first thing you need to address when you receive an offer is how strong the buyer is financially and how likely they are closing. A cash offer is always worth considering because a failure to obtain financing is the main reason why deals fail to close.

In the era of strict lending criteria, some buyers no longer qualify for a mortgage. In other scenarios, lenders quash the financing because the appraisal figure comes in lower than the purchase price.

There’s no lender with a cash offer, so both of these risks are eliminated.

The Deep Discount Catch

Some cash buyers come from investors looking to flip your property for a fast profit. Investor offers almost always come at a deep discount.  You can take the all-cash offer, and it’s a safe bet that you’ll get your cash at the end of the day. But that cash may be considerably lower than your home’s market value; by 20 percent or more in some cases.

How Big is a Risk the Financed Buyer?

Many buyers come to the table prequalified for a loan. But prequalification letters are not created equal. Some lenders will take the time to verify the borrower’s financial picture; others will take a few details over the phone and make a decision. It’s up to the seller and his agent to decide which prequalification letters are credible. Better still, your agent can insist that offers come with a mortgage preapproval. Preapproved buyers have passed the bank’s extensive financial checks, including checks on his credit rating, earnings, and debt-to-income ratio. Based on these checks, the lender makes an actual credit decision – which means that the borrower is good for the money he is borrowing. It’s not cash, but it’s the next best thing.

Choosing the Best Deal

The best offer is a cash offer at a full asking price with no contingencies and closing in two weeks. Unsurprisingly, these offers don’t come along very often. Often, the seller must choose between a discounted cash offer and a higher financed offer.  Which one is better depends on a host of factors: whether the financed buyer is preapproved, the contingencies required, how quickly the buyer can close and whether there are other sweeteners on the table, such as the buyer picking up your closing costs. View the offer holistically, as there’s a lot more to it than the price. Either way, don’t be pressured by anyone else into choosing the quick cash sale. You have the final say and should take the time to choose the offer you prefer.

I will be happy and able to help you in the process.  “The decision is yours.

 

Oferta en Efectivo

¿Es la oferta en efectivo siempre la decisión correcta para la venta de su propiedad?

La apelación del efectivo

Lo primero que debe abordar cuando recibe una oferta es la fuerte financiera del comprador y como se va a cerrar la transacción. Una oferta en efectivo siempre vale la pena considerar porque un fracaso para obtener financiación es la razón principal por la que los acuerdos no se cierran.

En la era de criterios estrictos de préstamo, algunos compradores no califican para una hipoteca. En otros escenarios, los prestamistas anulan la financiación, porque la cifra de evaluación viene en menor que el precio de compra.

No hay prestamista de por medio con una oferta en efectivo, por lo que ambos riesgos se eliminany el tiempo para cerrar la transaccion es minimo .

La captura de descuento profundo

Algunos compradores en efectivo son inversionistas que buscan renovar su propiedad para obtener un beneficio rápido. Las ofertas de los inversionistas casi siempre vienen en un descuento profundo. Usted puede tomar la oferta en efectivo, y es una apuesta segura que obtendrá su dinero al final del día. Pero ese efectivo puede ser considerablemente más bajo que el valor de mercado de su hogar; En un 20 por ciento o más en algunos casos.

¿Qué tan grande es un riesgo el comprador financiado?

En general los compradores vienen a la mesa precalificados para un préstamo. Pero las cartas de precalificación no son iguales. Algunos prestamistas se toman el tiempo para verificar el panorama financiero del prestatario; Otros tomarán algunos detalles por teléfono, sin revisar adecuadamente los documentos y emiten una pre-calificación sin verificación. Corresponde al vendedor y su agente decidir qué cartas de precalificación son creíbles. Mejor aún, su agente puede insistir en que las ofertas vienen con la pre-aprobación de hipoteca. Los compradores pre-aprobados han pasado las verificaciones financieras extensas del banco o prestamista, incluyendo chequeo en su calificación de crédito, deudas, ingresos, y comparado las deudas con el ingreso. Sobre la base de estos controles, el prestamista toma una decisión de crédito real – lo que significa que el prestatario es bueno para el dinero que está pidiendo prestado. No es efectivo, pero es lo mejor y en general mas usado.

Elegir la mejor oferta

La mejor oferta es una oferta en efectivo a un precio completo, sin contingencias y cerrando en dos semanas o menos. No es sorprendente que estas ofertas no vienen muy a menudo. A menudo, el vendedor debe elegir entre una oferta de efectivo con descuento y una oferta financiada más alta. ¿Cuál es mejor depende de una serie de factores: si el comprador financiado es pre-aprobado, las contingencias requeridas, la rapidez con que el comprador puede cerrar y si hay otros condiciones en la oferta, como que el comprador solicite ayuda con sus costos de cierre. Vea la oferta cuidadosamente, ya que hay mucho más que el precio. De cualquier manera, no se sienta presionado por nada o nadie, la elección de la venta de be ser la mejor para usted ya que siempre el vendedor tiene la última palabra y debe tomar el tiempo para elegir la oferta que prefiera.

Estaré encantada de ayudarle en el proceso.”

Gilma Andersen at Windermere Prestige Properties

http://gilmaandersen.withwre.com – Cell: 702-742-0969 – Email: gilmaandersen@windermere.com